Una familia se negó a sacrificar a su perra con patas deformes y ahor ella es muy feliz

Una familia se negó a sacrificar a su perra con patas deformes y ahor ella es muy feliz

La familia de Rexi la llevó un día al veterinario y le diagnosticó un problema neurológico, pero esta perra con patas deformes se niega a dejar de luchar y es muy féliz. Su familia la ama y quieren que su vida sea mejor, ellos buscan una solución a su problema para que Rexi sea aún más feliz y pueda tener mejor vida.

  
Rexi es una perra con patas deformes que necesita tu ayuda

Una familia de Victorville, California, notó que algo no iba bien en su perro, una golden retriever llamada Rexi cuando tenía alrededor de 10 semanas de edad. Su veterinario le diagnosticó un grave problema neurológico, y esta perra con patas deformes se niega a dejar de luchar desde entonces.

Rachael Woertink, la madre humana de Rexi, dijo:

“Ella cojeaba, por lo que la llevamos al veterinario pensando que sufrió un esguince en la pata o algo así y le realizaron rayos X, que salieron completamente normales”.

Pero su familia pronto se dio cuenta que algo estaba mal con Rexi. Resulta que poco tiempo después de haberla llevado al veterinario, Rexi perdió completamente todas sus fuerzas en las patas delanteras. El veterinario le diagnosticó un problema neurológico.

Rexi
Las patas delanteras de Rexi no funcionan y se extienden hacia arriba más allá de su cabeza

El veterinario les sugirió que lo mejor para la perra era sacrificarla, ya que no tendría una vida normal. 

James Cassity, el padre humano de Rexi, dijo:

“Ella es parte de la familia. No tenemos niños, así que ella es como nuestra hija y la tratamos de esa manera”.

Rexi y su familia
Esta perra con patas deformes es muy feliz

Rexi ahora tiene 1 año de edad, ha conseguido empujar su cuerpo con sus patas traseras y su pecho roza el suelo mientras trata de mantener el equilibrio.

Su familia incluso le compró un chaleco y una silla de ruedas, pero desgraciadamente esto no ha funcionado para Rexi tal y como habían esperado. 

“Cuando se golpea con una roca da vueltas, se ha invertido una o dos veces y no queremos perjudicarla a ella nunca más”.

Familia se negó a sacrificar a su perra con patas deformes

Rexi y James

Mientras tanto ella sigue creciendo y juega como un perro normal y es muy feliz a pesar de ser diferente.

“no fue culpa de ella nacer de esa manera, por lo que sólo tratamos de encontrar algo para ayudarla”.

La familia de Rexi está en la búsqueda de una solución a su problema en las patas delanteras más que una solución temporal.

“Cualquier tipo de invención, alguien que sepa algo acerca de los perrros que han perdido sus patas delanteras o minusválidos, tal vez algún tipo de médico que sepa acerca de una cirugía”.

Si deseas ayudar a Rexi, su familia ha puesto en marcha una página en GoFundMe

Posteado el 12/12/2016 Home, Noticias 621

Visto recientemente

Sin productos

Menu